Mi?rcoles, 18 de febrero de 2009

             

La estación de Warrington Bank Quay, en Cheshire, dispone de unas señales en el suelo en las zonas en que se registraban mayores retrasos para advertir de la nueva prohibición. La queja vino de los taxistas, pues los enamorados obstaculizaban la zona de descarga con sus besos en medio de la vía.

En contrapartida, los responsables de estas instalaciones establecieron una "Zona de besos" cerca del aparcamiento para que los usuarios puedan despedirse allí con mayor tranquilidad y efusividad.

La compañía Virgin Trains informó de que esta estación de ferrocarril soporta un mayor número de pasajeros desde la aparición de trenes de alta velocidad entre Londres y Glasgow, y que el objetivo de esta medida es evitar aglomeraciones de personas que se despiden y facilitar el acceso de los pasajeros.
La aparición de estos carteles se enmarca dentro de los trabajos de remodelación que se han llevado a cabo en esta estación, y que han supuesto un coste de más de 650.000 euros.
Por el momento incumplir la señal y besarse en el lugar incorrecto no supondrá penalización ninguna, según Virgin Trains, aunque algún taxista comenta que "les tocamos la bocina y les decimos que se vayan a otro lugar porque hay una multa de 30 libras"..

Si bien la idea de prohibir besarse puede sonar novedosa, según los encargados de la estación de tren no son los pioneros, pues fue en la ciudad estadounidense de Chicago donde primero se restringió el beso a los enamorados.

También en la ciudad mexicana de Guanajuato, besarse en público podría ser castigado con sanciones económicas y hasta penas de cárcel  en virtud de una nueva normativa municipal que además prohíbe pedir limosna, decir palabras malsonantes y vender en la calle. Después de la avalancha de críticas, el alcalde ha matizado que el beso no estará penado, pero sí los tocamientos sexuales, aunque no ha definido la barrera que separa uno de otros.


Así, por ejemplo, prohíbe "proferir palabras, adoptar actitudes de carácter obsceno en lugares públicos y que ofendan o causen molestia a terceros; realizar tocamientos obscenos en espacios públicos".

Quienes incumplan esta norma podrán ser castigados con 36 horas de cárcel o multas de hasta treinta salarios mínimos (unos 1.500 pesos).

Paradójicamente, uno de los atractivos turísticos de Guanajuato, capital del estado con el mismo nombre, es 'El callejón del beso', que como su nombre indica es un callejón donde los visitantes se besan para disfrutar así de siete años de felicidad, según una leyenda.

Fuente: La Verdad.es




Tags: Warrington, Bank, Quay, besarse, Guanajuato, Cheshire, Virgin Trains

Escrito por jonyvigut @ 14:48  | Mecachis
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios