Mi?rcoles, 04 de marzo de 2009
Le Trung, un científico canadiense de origen japonés, es el inventor de una mujer robot con la que convive día a día.
Se llama Aiko y entre sus habilidades se encuentran las de distinguir entre diferentes bebidas, reconocer los rostros de las personas y recordarlos (al igual que sus nombres), leer en voz alta y mantener conversaciones en japonés e inglés y efectuar operaciones matemáticas, entre otras.

Cuenta con unos sensores con los que nota cuando la tocan o golpean, incluso se queja.
Mide 1,52 m y tiene una envidiables medidas de 82-57-84 cm.

El inventor, que reconoce no haber tenido demasiado tiempo para conocer chicas, dedicó mucho tiempo y dinero de su bolsillo (unos 18.000 euros) para crear esta cyborg. De todas maneras, aún le quedan algunos detalles que perfeccionar, como que pueda andar, mejorar la movilidad de las facciones de su cara, aumentar la capacidad de efectuar muchas más tareas de la casa, etcétera.

Aunque no fué diseñada con fines sexuales, podrìa adaptarse fácilmente ya que su software puede ser rediseñado para simular un orgasmo y reaccioar al contacto.



Fuente: Univisión

Tags: robot, androide, Trung, Aiko, orgasmo, cyborg

Escrito por jonyvigut @ 18:56  | Ciencia
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios