Viernes, 13 de marzo de 2009

 

Yo siempre lo he llamado picaporte, de "picar la puerta" y resulta que éste nombre también se le da a los mangos o manecillas de las puertas.
Bueno, para quedar empatados, lo llamaré ALDABA.

Se podría decir que es el antiguo timbre de ahora. Anteriormente, lo normal era que cuando ibas a una casa, dábas un grito y los propietarios salían y te atendían, ya que las puertas no las cerraban.
Tiempo después, al cerrarse, tenían que golpear la puerta con la mano, pero si los de dentro de la casa estaban lejos de la puerta o dormían, idearon este artilujio que hacia más ruido y que constaba de dos partes : una era la que se agarraba con la mano y se golpeaba en la otra pieza que generalmente era una cabeza de clavo bastante gorda.
Los propietarios oían ls golpes y entonces abrían.

La curiosidad del caso llegó cuando se trataba de una casa de pisos. Cuándo la puerta estaba cerrada y llamaban con la aldaba, ¿quién de los pisos salia a abrirla?.
Pués si era el segudo piso, llamabas dos veces. ¿Y el tercero? -Pués tres. Y los bajos, un redoble.

Y me preguntaréis, ¿y cuando ya existía el 2º B?, pués 2 golpes y un redoble.


Tags: aldaba, picaporte, timbre, redoble, piso, clavo

Escrito por jonyvigut @ 0:01  | Grandes inventos
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios