Yoani Sánchez escribe su blog desde Cuba, que debido al régimen castrista sufre una censura total: por un lado no existe la más mínima noción de neutralidad de la red bloqueando una gran cantidad de sitios web, incluyendo el de ella por lo que buscar información le resulta complicado, y por otro lado, la conexión a internet es extremadamente cara, por lo que hay que aprovechar cada segundo.

En una entrevista telefónica hecha por tres bloggers brasileños, le preguntaron como era el proceso de publicación de su blog, a lo que ella respondó y que se resume en estos cuatro apartados:

  1. Escribe los textos, totalmente sin conexión, desde su casa o de algún lugar donde no le midan el tiempo para usar un ordenador.
  2. No puede ver su blog de forma “normal”, sino que usando proxys anónimos.
  3. Ya dentro, puede revisar la actividad en el blog, pero no puede tener acceso al area de administración. Por lo que tiene que mandar sus posts a amigos que se encargan de publicar los textos.
  4. Sus amigos le escriben emails con las reacciones a sus anotaciones, también por email.

El esfuerzo es grande y la metodología es bastante truculenta a falta de garantías de libertad de expresión por parte de Cuba. Aún así, Yoani se está convirtiendo en una de las bloggers más relevantes de la actualidad.

Cada post escrito supera los dos mil comentarios y en algunos casos tiene más de tres mil.

Algunos premios son el "Ortega y Gasset 2008" que otorga el diario español El País, el "The Bobs 2008" al Mejor Webolg Internacional otorgado por la cadena de televisión alemana Deutsche Welle, y actualmente aparece en la lista de los "mejores 25 blogs de 2009" redactada por la revista Time y la cadena de noticias CNN.

¿Llegará el día en que Yoani pueda escribir sin problemas y navegar libremente por internet?

Su blog "Generación Y" lo describe como un Blog inspirado en gente como ella, con nombres que comienzan o contienen una "y griega". Nacidos en la Cuba de los años 70s y los 80s, marcados por las escuelas al campo, los muñequitos rusos, las salidas ilegales y la frustración. Así que invita especialmente a Yanisleidi, Yoandri, Yusimí, Yuniesky y otros que arrastran sus "y griegas" a que la lean y la escriban.