Martes, 24 de marzo de 2009



En fecha de hoy, se cumplen 24 años de la consecución matemática del título de liga de la temporada 1984-85 después de la victoria del equipo azulgrana ante el Valladolid por 1 a 2, gracias al penalti parado por Urruti. 

Aquel 24 de marzo de 1985 no sólo pasó a la historia del barcelonismo por la conquista del título de liga, sino por el penalti parado por Urruti en los instantes finales del partido. El famoso grito espontáneo de "Urruti, t'estimo!" del periodista Joaquim Maria Puyal a El Nuevo Zorrilla, tras el penalti parado por el portero vasco, sigue en la memoria de los seguidores azulgrana desde entonces. 

A pesar de que ese año tenía que ser una temporada de transición tras la marcha del entrenador, César Luis Menotti, y de la estrella del equipo, Diego Armando Maradona, el equipo azulgrana, dirigido desde el banquillo por el joven técnico inglés Terry Venables y con el delantero escocés Steve Archibald como principal refuerzo, fue el claro dominador del campeonato. Buena prueba de ello es que desde el primer partido de Liga, cuando ganó 0-3 en el Bernabéu, el Barça ocupó el liderato hasta el final. 

Era la jornada 30 del campeonato y el equipo de Venables saltó al terreno de juego con la intención de conseguir por fin el título, después de que en la jornada anterior no pudo celebrarse el título tras perder ante el Hércules (1-0) en Alicante. 

Los azulgrana salieron muy mentalizados desde el primer momento y un gol de Clos en el minuto 9 avanzaba el Barça en el marcador. 
No obstante, en el minuto 12, el conjunto local igualó el partido mediante un gol de 'Mágico' González. En la segunda mitad, los azulgrana pusieron cerco a la portería de Fenoy para conseguir en el minuto 64, gracias a un gran cabezazo de Alexanco, el gol que al final sería decisivo. 

El partido estaba prácticamente acabado cuando una polémica decisión del colegiado Victoriano Sánchez Arminio, que señaló una infracción inexistente de Julio Alberto sobre Víctor, a dos minutos del final del partido, hizo temer por la victoria. 
Fue entonces cuando surgió la figura de Urruti. El guardameta vasco, con una gran estirada, detuvo en dos tiempos el lanzamiento de 'Mágico' González. 

Urruti se puso de pie, abrazado a la pelota, e hizo la famosa butifarra al aire por la felicidad y la rabia acumulada. Desde entonces todos los barcelonistas recuerdan con emoción ese histórico momento del grito de Puyal: "Urruti, t'estimo!". 

La euforia estalló a pie de césped y entre los miles de aficionados azulgrana desplazados al Nuevo Zorrilla, ya que esa victoria le daba al club el primer título de liga en 11 años, el segundo en 25 años y el primero de la era Núñez. El Barça de aquella temporada fue líder destacado durante toda la competición y acabó ganandola a falta de cuatro jornadas para la conclusión del campeonato.


Tags: Urruti, estimo, Puyal, Barça, Archivald, Maradona, Bernabeu

Escrito por jonyvigut @ 17:52  | Celebraciones
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios