Mi?rcoles, 25 de marzo de 2009

En el Hospital de Sant Joan de Déu, en Esplugues, se han tratado en el último año una veintena de adolescetes con grave dependencia de las TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación) como pueden ser el móvil, el messenger, las redes sociales de internet y los juegos de ordenador.

El 10% de los adolescentes catalanes dicen pasarlo "muy mal" si no tienen el móvil, y el 7% dedica más de tres horas diarias a los videojuegos.
El fenómeno ha llegado a las consultas médicas, confirma el psicólogo Josep Lluís Matalí, responsable de la unidad de adicciones del citado hospital.

Entrar en el messenger ha creado dependencia en un creciente sector de chicos y, sobre todo, chicas de 14 o 15 años que, en cuanto llegan a casa, antes de saludar a sus padres y prescindiendo de si tienen hambre, corren a conectarse con las amigas de las que acaban de despedirse, y después de cenar pueden volver a conectarse hasta las tantas de la madrugada.
 
Esa conexión es una necesidad con los síntomas de una adicción y múltiples problemas colaterales: muchos afectados sufren alteraciones del sueño, dejan de ducharse cada mañana, suprimen los deportes que hasta entonces les interesaron --incluido el fútbol--, están muy irritables cuando no teclean en el ordenador, suspenden el curso escolar y, aunque resulte paradójico, cada vez están más solos.

Todo ésto ha llevado al psicólogo Matalí a escribir el ensayo "Adolescents i noves tecnologies: innovació o adicció", del que es autor junto al psiquiatra José Ángel Alda.


Tags: messenger, dependencia, jovenes, TIC, adicción

Escrito por jonyvigut @ 13:43  | Mecachis
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios