S?bado, 18 de abril de 2009

La rutina diaria incluye una nueva tarea. Además de lavarse los dientes o ir a la compra, todos procuramos no olvidarnos de conectar nuestros móviles al cargador cada noche.
 
Lo habitual de este acto empuja a muchos a dejar enchufado el dispositivo a la red durante todo el día. Pero esta comodidad o descuido no sale gratis, ya que los cargadores consumen energía sólo con conectarlos, aunque no estén cargando ninguna batería.
Se suman así al consumo fantasma de aparatos con posición de stand-by, el conocido piloto rojo.

En total, las horas de no-apagado de todos estos aparatos suman, según una estimación de la organización dedicada a la conservación de la naturaleza WWF/Adena (World Wide Fund for Nature), el 12% del gasto en electricidad de una familia española.

Pero el consumidor puede hacer algo más. Y es que cargar un teléfono móvil o un reproductor de Mp3 con energías renovables no es ciencia ficción. En la actualidad, los más extendidos en el mercado son los cargadores a base de energía solar. Son aparatos muy similares a los convencionales e, incluso, ofrecen la ventaja de cargar la batería en cualquier lugar (siempre que esté soleado). El mayor inconveniente, según los usuarios, es el tiempo de carga, ya que suelen necesitar unas 40 horas para completar su tarea.

Para aquellos que prefieran el viento, existen varias compañías que comercializan cargadores de energía eólica. Tienen el aspecto de un pequeño ventilador y su funcionamiento es similar al de los grandes generadores eólicos. Al contrario que éstos, no es necesario esperar a que aparezca el viento. El consumidor puede incorporar el aparato a su bicicleta o engancharlo a su muñeca para aprovechar la corriente de aire que genera al moverse. Los fabricantes dicen que, con media hora de viento, se puede obtener energía para escuchar música en su reproductor durante 20 minutos.

Vía: Repsol


Tags: cargadores, móviles, consumo, energético, eólica

Escrito por jonyvigut @ 0:23  | Ciencia
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios