Viernes, 19 de junio de 2009

Cuando se cumplen 22 años del grave atentado de Hipercor en donde murieron 21 personas y hubieron 45 heridos, los asesinos de ETA han vuelto ha hacer de las suyas.


Ahora le ha tocado el turno al inspector de la Policía Nacional Eduardo Antonio Puelles. Una bomba lapa situada junto al depósito de gasolina de su coche ha estallado en el barrio de Santa Isabel de la localidad vizcaína de Arrigorriaga, muy cerca del bilbaíno barrio de La Peña.

Una vez mas, los asesinos se han tomado la justicia por su mano.

Vergonzoso y villano.


Tags: muerte, atentado, banda, terrorista, ETA

Escrito por jonyvigut @ 21:01  | Mecachis
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios