Lunes, 31 de agosto de 2009



A partir de mañana martes se iniciará el plan comunitario diseñado para eliminar gradualmente las bombillas incandescentes por lámparas fluorescentes compactas o de bajo consumo y halógenas.
Se prevé un ahorro energético anual equivalente a unos 11.000 millones de euros, a razón de entre 50 y unos 160 euros por hogar.

Las bombillas, también llamadas ampolleta, bombillo, bombita, lamparita, nomnita de luz o bombita incandescente, foco o foquito, lámpara, etc., no desaparecerán de un día para otro. A partir de mañana, los productores dejarán de distribuir las de 100 vatios (W) y más, tal como prevé el calendario de la UE. Este tipo de bombilla durará el tiempo que duren los estocs que tienen las tiendas.

Este sistema de iluminación perdura desde 1879, invento atribuido a Thomas Edison. Pero los tiempos han cambiado y la sociedad rechaza hoy unos puntos de luz que solo emplean entre el 5% y el 10% de la energía que consumen a iluminar. El resto se pierde en forma de calor.
Las nuevas seran más caras (entre dos y 10 euros en términos medios frente a los 60 céntimos de la bombilla), pero su duración se multiplica por 10 las 1.000 horas de vida de la bombilla tradicional y reducen, a su vez, la factura eléctrica.






Tags: bombilla, retirada, incandescentes, Edison, bajo, consumo

Escrito por jonyvigut @ 13:31  | Grandes inventos
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios